“La Izquierda”. El delirio de Pedro Cantó… digo, Toni Sánchez… digo… Pedro Sánchez.

Tengo que decir que cuando vi ésto…

14863723076645

… inmediatamente, me vino a la memoria, esta otra imagen:

toni-canto

Una imagen de travestismo que no convenció a nadie, en su momento. Toni Cantó, discutible político y también discutible actor (pero al que respeto enormemente en esa faceta, como siempre haré a quien se ha fogueado en el teatro), era un ejemplo de mal “casting” en la maravillosa “Todo sobre mi madre”. Aunque Cantó ciertamente intentó dar una buena interpretación, no era creíble como transexual, o resultaba demasiado chocante. Aún así,  en su escena final sí consiguió emocionarme, pero era evidente que era el enlace más débil de lo que es casi una obra maestra y casi descarrila el momento que era más crítico de la cinta: la resolución.

Algo parecido pasa con Pedro Sánchez, cantando la “Internacional” con el puño en alto. Ufff… ¿por dónde empezar?

Quizás por su bagaje en Caja Madrid. Un buen resumen del currículo de este señor que se autoproclama “la izquierda”, que tomo prestado de otro blog de wordpress…

pedro-sc3a1nchez-psoe

Un señor que ha hecho carrera en el PSOE, mientras este partido JAMÁS pedía perdón, ni depuraba responsabilidades por casos como el GAL (recordemos, TERRORISMO DE ESTADO financiado con DINERO PÚBLICO), FILESA (financiación ilegal), como los más notorios mientras Sánchez crecía en su militancia, y que además aprobó medidas 100% neoliberales que sacrificaron a la clase obrera, como la inserción de las ETTs, la generalización de los contratos basura, los desahucios exprés, o se convertía el PSOE de Zapatero y con la difunta Carme Chacón, en el primer gobierno español “democrático” que autorizaba el bombardeo de un país extranjero – para “salvarlo”, claro, que el hecho que tuviera petróleo y gas, apetitoso para corporaciones como Repsol, nada tenía que ver en el interés “humanitario” de la guerra de Libia. En fin, debe ser difícil aguantarse las ganas de arrancarse con la internacional, en mitad de una reunión de Caja Madrid… o de alzar el puño en alto, mientras negocias con los Ciudadanos, un programa neoliberal inasumible para cualquier partido con una mínima sensibilidad con las clases bajas, más aún cuando hasta la derecha dice que es el programa del PP, con unos pocos retoques.

En fin, lo más patético, no es asistir a una guerra fraticida a tres bandas, entre Sánchez y dos de sus máximos apoyos para llegar a la secretaría general hace unos años, lo cual hace sospechar que todo es un paripé de amiguetes, simulando estar enfrentados, para asegurarse que un candidato suyo, siempre salga victorioso. ¿Soy paranóico? No, tengo memoria, e internet TAMBIÉN. Susana apoyó a Sánchez y luego lo defenestró para ahora ser la “mala” de la película que facilita por contraste, “vender” la imagen que Sánchez es un santo varón y mártir de la izquierda.

Por que ésto, me imagino que pudo haber sucedido en una reunión, un “brainstorming” del PSOE, tras las encuestas previas a las elecciones de 2011… digamos que esta sucesión de acontecimientos, por ejemplo. El tema principal, con un PSOE totalmente quebrado por la crisis, con un desempleo fuera de control y medida neoliberal tras medida neoliberal, había que (re)vender la moto, de partido progresista, tras un paso por la oposición ante una previsible mayoría absoluta del PP. Era crucial que IU no fagocitara los votos “socialistas” en el futuro, ante la nula credibilidad del PSOE tras el periodo 2004-11.

Entramos dentro de las sospechas “conspiranóicas”. ¿Qué habría sugerido yo, si no tuviera límites morales?

  1. Sabiendo que la derrota era inevitable, sería importante crear una oposición en la calle, creíble, supuestamente espontánea, pero que fuera en buena parte compuesta de militantes y votantes socialistas que supuestamente serían críticos con la deriva del partido. Sería crucial hacerlo, antes que IU tuviera la misma idea. Carteles y pegatinas llamando al 15M y programas en televisiones locales llamando casi a la rebelión – La Tuerka – aparecieron casi de la nada… no sería noticia, si no hubieran comenzado a aparecer unos contertulios en programas matinales, y columnas en periódicos como Público, con unas caras desconocidas hasta entonces pero que pronto comenzarían a ser familiares: Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Ramón Espinar, Íñigo Errejón… casualmente, todos acabarían en el mismo partido político, con puestos de responsabilidad. Un partido que alguien podría decir que es la marca blanca del PSOE y captaría la mayoría de los votos que en teoría, habrían acabado en el voto a IU o a los partidos ecologistas.
  2. Era necesario que el nuevo líder socialista no se desgastara en la evidente derrota electoral que se avecinaba. Como siempre, el tener las manos atadas con una mayoría absoluta del PP, convenía para comenzar a reforzar la imagen del PSOE como partido de izquierdas, por mero contraste. La oposición puede ser muy cómoda, pero el PP no dejó en ningún momento, que se olvidara que Rubalcaba había sido miembro del gobierno anterior.
  3. No bastaba en principio con elegir un líder “progre”, había que subrayar que éste, era indudablemente de izquierdas. Pero eso, era algo más complejo, dado que era evidente que en el PSOE, había mucha vieja guardia que jamás iba a renunciar a sus privilegios, ni sus puestos en consejos de administración de corporaciones. ¿Cómo vender la regeneración? En el fondo, muy fácil.
  4. En 2015 era evidente que no se iba a recuperar el gobierno, aunque se podía continuar cómodamente como líder de la oposición… la aparición de Podemos y en menor medida, EQUO, dificultaba el tema. Sánchez consiguió quedar segundo – gracias al NO de Izquierda Unida a una triple coalición con los anteriores – pero consiguió el peor resultado del PSOE en su historia, gracias al trasvase de votos masivo hacia la formación morada. Aquí estaba la oportunidad de legitimizar a Sánchez, pero primero había que mostrar que Podemos eran unos “radicales”…
  5. Se rechazó el pacto con Podemos e IU para insistir en un tripartito inaceptable para éstos, con Ciudadanos y su programa económico – copia del PP. Los medios estaban ahí para vender que Podemos tenía “arrogancia”, “ansias de poder” y no eran “razonables”. Nuevas elecciones y defenestración de Sánchez por parte de aquellos que originalmente le habían apoyado. Sánchez renuncia a todo y pasa a ser oposición dentro de su propio partido…
  6. Se nos vende la moto, que en el PSOE ha habido un golpe de estado por la vieja guardia. Se nos vende la moto, que Susana Díaz – a partir de aquí, la villana de la película, o mejor dicho, folletín – representa a una infiltrada del PP, de la derecha: nacionalista española, defensora de la vieja guardia, protectora de imputados, etc. Una especie de conspiradora que ha defenestrado a Sánchez, por pura ambición política, porque aspira a ser la primera presidenta de Gobierno de España.
  7. Aparece como candidato también, Patxi López. Histórico socialista, se nos autopresenta como un candidato intermedio, moderado, una bisagra que se podría antojar útil en el último momento.
  8. Los medios de la derecha, comienzan la campaña pro-Susana Díaz. Si uno no supiera de estas cosas, estaría sorprendido… pero es EVIDENTE que al último candidato que un votante que se cree – o quiere creerse – de izquierdas, va a votar, es a alguien que medios como La Razón, ABC, El Mundo, Antena 3, o la televisión pública española (en manos del PP), le indiquen que es el candidato que el PSOE necesita. Los medios “progresistas” – con Público a la cabeza – hacen lo contrario y remarcan que Sánchez es el menor de los tres males, o el candidato ideal. Todo indica a un claro apoyo final a Sánchez, que es claramente, el candidato elegido.
  9. ¿Por qué los medios de la derecha apoyan a Díaz para subrayar a Sánchez? Sencillísimo para aquellos que saben ajedrez, en vez de mover las fichas. Díaz como candidata socialista, o López, seguirían facilitando el desangrado de votos del PSOE hacia Unidos Podemos, partido en el que aunque aún siguen dominando los ideales “socialistas”, todavía hay demasiada influencia y poder por parte de Izquierda Unida, EQUO e Izquierda Anticapitalista, por lo que el poder económico no quiere ni pensar en un gobierno con ellos en la Moncloa. Se necesita un servidor fiel. Con Sánchez revestido de credibilidad, la situación es contraria… con el machaque mediático diario a Podemos, en todos los frentes, el trasvase de votos se revertiría hacia el PSOE, pudiendo venderse dentro de Podemos, que son las medidas “radicales” propuestas por IU, EQUO e IA las que han “asustado” a los votantes, dando más poder al ala Errejonista, más afín y más del agrado del poder económico español, ya que básicamente, lo que propone, no es otra cosa que el programa del PSOE tradicional, moderado respecto al capitalismo y los mercados.
  10. De esta forma se pone una primera piedra para que el PSOE pueda terminar fagocitando en el futuro a toda la izquierda, llevándola al centro y eliminando cualquier otra posibilidad de decisión que no sea entre PPC’s y PSOE.

Cuando cuentas con el control del 99% de los medios de información, es más fácil llevar a la práctica una estrategia de manipulación de masas, ¿no? Pero lo dicho, es conspiranoia, seguro que me equivoco.

I’m with Stupid. ->

There’s a worrying pattern in Hollywood blockbusting today, and that’s the stupidity of the average blockbuster / event film. We could talk about Prometheus, X-Men: Days of Future Past, Batman vs. Superman: Dawn of Justice, Captain America: Civil War or The Dark Knight Rises of prime examples of when Hollywood thinks you’re basically stupid and won’t mind the screenplay at all…

There are times, when I really, really can forgive what basically is, a stupid plot. There’s even one masterpiece who requires complete suspension of disbelief but tricks the audience with a bigger-than-live villain which simply is always two steps above the heroes and everyone else… I’m talking, of course, about Heath Ledger’s Award winning performance as The Joker in “The Dark Knight Rises”.

screen20shot202015-08-1120at202-45-3420pm

The Joker’s success in following the scheme till the last minute, could really only be explained if we think he’s a supernatural being, an encarnation of chaos itself, or that he might have some secret superpower that forces probability or his adversaires/victims will into his desires. There was a good summary of the screenplay’s problems, in this video: Everything Wrong with The Dark Knight

But, do you know? We can forgive it all. The performances are excellent, and sell it. Nolan’s directing is amazing, and despite the screenplay flaws, it is still an instant classic and one of the must-see films of the last centuries, for all the show itself, but also because of its juggling of themes that resonate with the audiences, and the strip down of the conflict from good vs evil to a more fascinating, “why are we good or evil?”. Flaws and cheats can be forgiven, in film, if there is a valid, powerful purpouse for that.

10-burning-questions-after-that-captain-america-civil-war-trailer-bucky-stark-and-roge-728183

Something similar to what happens in another excellent film, Captain America: Civil War. Zemo’s – the main villain – plot just is pure nonsense, depending on two many “ifs”, and it is basically a McGuffin to have all the toys clashing with each other. But Marvel Studios was wise enough to add layers, deeply rooted conflicts that made pure white and pure black disappear and have all the characters choose which kind of grey are they more comfortable with. But let’s be honest, we end thinking the film is awesome thanks to the airport battle.

But these are two examples in which we can – and should – forgive, even if we could wish the writers would have worked a bit harder in finding a less stupid way of reaching to the same situations.

But of course, there’s stupid and then, there’s STUPID. When you derail a potentially great picture with something so blatantly stupid, that you are just showing that you don’t care for your audience’s intelligence. It’s funny that a beloved comic-book character like Quicksilver has to be featured twice on this aspect, for two different films of two different studios. You have him in both “Avengers: Age of Ultron” and “X-Men: Days of Future Past”. In “Age of Ultron” the character bites the dust because of bullets, despite his speed, shown to be faster and deciding NOT to push Hawkeye and a child away from these bullets but stopping right in time to let them kill himself. Yeah, he could be tired, but that’s a stretch… out of all the characters that could die, and in so many ways, that was the most unlikely and was clearly designed to make the audience think, it was Hawkeye – the movie took time to develope an emotional punch on that sense – who would die, and the Quicksilver death was an act of mere shock value, and also avoid conflict with Fox. Years after, it seems clear that Marvel and Fox divided the brothers, Fox got Quicksilver and Marvel kept Scarlet Witch. The resollution of “Age of Ultron”, another plan that didn’t really make that sense, was so puerile that still itches, specially even more if the same SHIELD that resurrected Agent Coulson, doesn’t seem interested in resurrecting someone as valuable and powerful as Quicksilver.

In “X-Men: Days of Future Past” is even worse. After this brilliant scene in which Quicksilver shows potential to stop conflicts and win battles, in the very same second they start… Professor X, Wolverine, Magneto, and genius scientist Beast, decide to NOT take him in his mission to save the world preventing the assasination – with a gun – of Bolivar Trask. Like, what? Way to destroy the second half of your film, Mr. Singer.

Still, to get to the bottom of the barrel… we have to look at the DCverse and the Alienverse. Batman vs. Superman: Dawn of Justice, Suicide Squad, The Dark Knight Rises and Prometheus are BEYOND STUPID. Check out the linked videos if you don’t believe me. There are more films suffering from this trend, but it is a question of time, when this tide is gonna change and gives us more daring, intelligent screenplays like “The Lego Movie” in which everything that seems to not make sense is finally fixed and explained in the last 20 minutes of film, in a really brilliant and poignant way.

 

But one could dream. Can’t I?